Cerca de 600.000 personas padecen esquizofrenia en España

Redacción.- Laboratorios Janssen ha organizado en  Sevilla el simposio ‘Nuevos Tiempos’, que se enmarca dentro del Proyecto VIVE, coordinado por el Dr. Miquel Bernardo, Director de la Unidad de Esquizofrenia del Hospital Clínic de Barcelona. Un encuentro en el que ha participado el Prof. Robin Emsley, especialista de la Unidad de Investigación en Esquizofrenia de la Universidad de Stellenbosch en Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

nuevos tiempos

“El objetivo de este simposio es poner de manifiesto los nuevos tiempos que vivimos en el abordaje de la esquizofrenia, gracias a un replanteamiento global de la enfermedad”, señala el Dr. Bernardo, que utiliza la nota musical ‘RE’ para explicar esta nueva era. “Estamos viviendo una re- novación de los conceptos, una re-conceptualización de la enfermedad, un re-planteamiento de los tratamientos, incluso una re-denominación de la patología, con nombres alternativos, para evitar el estigma que tradicionalmente se ha asociado a la esquizofrenia”, señala el especialista del Hospital Clínic y coordinador del encuentro.

Por este motivo, los cinco primeros años de diagnóstico de la esquizofrenia se consideran clave para llevar a cabo intervenciones que mejoren el pronóstico del paciente. Precisamente, el comienzo de la enfermedad suele darse en muchos casos en una etapa de la vida en la que la persona se está formando con sus primeras experiencias laborales.

Respecto a la administración de fármacos antipsicóticos de larga duración el profesor Emsley señaló que se considera la intervención  farmacológica más efectiva para mejorar la adherencia al tratamiento; y añade que  existen también intervenciones psicosociales que pueden mejorar el cumplimiento de la medicación. En España está disponible desde octubre Trevicta (palmitato de paliperidona), un fármaco para el tratamiento de mantenimiento de la esquizofrenia en pacientes adultos que se administra cada tres meses, lo que supone el intervalo de administración más largo disponible para un antipsicótico a nivel mundial.

El palmitato de paliperidona administrado trimestralmente (aprobado en la Unión Europea en mayo de 2016), permite a los pacientes adultos con esquizofrenia -previamente estabilizados con palmitato de paliperidona mensual- recibir su tratamiento únicamente cuatro veces al año, lo que supone una mayor comodidad para ellos y para sus familias.

Con todos estos avances sobre la mesa, el Dr. Bernardo subraya que la esquizofrenia ha dejado de ser una enfermedad obligadamente devastadora y debilitante, cuya evolución hacia una demencia precoz se consideraba irremediable, para pasar a ser una patología no tan fatalista, en la que se pueden controlar algunas variables”.

 



¿SABÍAS QUE…?

Protagonistas

Vídeos

Galería