EPILEPSIA INFANTIL

Bartolomé Beltrán.- Cae en mis manos el décimo libro de Francisco Villarejo, neurocirujano y jefe de los Servicios de Neurocirugía del Hospital La Luz de Madrid  bajo el título “Cirugía de la epilepsia en niños”. También han trabajado en este manual, excelentes profesionales como M.A. Pérez Jiménez, M.C. Fournier del Castillo y M. Budke Neukamp.

Como señala L. Madero, Catedrático de Pediatría de la Universidad Autónoma de Madrid en el prólogo, “este libro viene a cubrir la necesidad que existía de contar con un texto que recogiera el saber sobre la cirugía de la epilepsia en la edad pediátrica. Su orientación y contenido lo hacen especialmente práctico en la medida en que combina todas las aproximaciones posibles de interés clínico”.

Según el doctor Villarejo el objetivo de esta obra es abordar el diagnóstico y el tratamiento quirúrgico de la epilepsia en niños. Para el especialista, “aproximadamente el setenta por ciento de los pacientes epilépticos se controlan con medicamentos, pero hay un treinta por ciento que no y son éstos  los que deben ser estudiados para valorar la cirugía”.

En la obra se explica que la cirugía de la epilepsia no consiste sólo en operar pacientes. La cirugía de la epilepsia es un trabajo en equipo muy complejo que precisa de neurólogos, neurocirujanos, neuropsicólogos, neuropatólogos, neurorradiólogos, especialistas en Medicina Nuclear y reahabilitadores, entre otros. Todo esto requiere la creación de Unidades de Epilepsia donde se realizan los estudios necesarios para decidir que se tiene que operar.

La epilepsia en niños suscita problemas diferentes que no se plantean en los adultos. Es diferente tratar un cerebro en desarrollo. Esta noción del cerebro en desarrollo es el concepto más importante a tener en cuenta cuando se estudia esta opción terapéutica en edades tempranas. Cuanto más precoz es el inicio de la epilepsia, más frecuentes e importantes son las comorbilidades cognitivas  conductuales asociadas a las crisis. “El sesenta por ciento de las cirugías de la epilepsia pediátrica tienen lugar en niños que empezaran la epilepsia en los dos primeros años de vida”, afirma el Dr. Villarejo.

Las causas y los tipos de crisis también son diferentes en niños que en adultos, ya que muchos tipos de epilepsia sólo ocurren en niños. Además en adultos la cirugía se suele retrasar hasta dos años para probar diferentes fármacos y estar seguros de que es una epilepsia refractaria. En cambio, los niños pueden tener cientos de crisis diarias y no podemos esperar para ver si los diferentes fármacos van a solucionar el problema. Además, estas crisis van a producir alteraciones en el desarrollo intelectual de estos niños si no son operados.

En el manual también se detalla cómo el, desarrollo de técnicas de diagnóstico como el PET, SPECT, RM de 3 teslas, video-EEG, resonancia funcional y los test neuropsicológicos, permiten seleccionar a los pacientes que se deben operar y conseguir unos óptimos resultados. Y es que para Villarejo, “los resultados, dependiendo del tipo de epilepsia, llegan en muchos casos en más de un setenta por ciento de control o mejoría de las crisis”.

Sin duda la creación de unidades de referencia para estudio y tratamiento de la ER en niños ha supuesto un avance muy significativo en el tratamiento quirúrgico de la ER con una reducción muy significativa de complicaciones asociadas a los procedimientos que se utilizan en el diagnóstico y tratamiento. Considerando esta reducción de complicaciones y que la mejor opción actual de curación o mejoría de la ER en los niños es la cirugía se considera que los niños con ER deben ser remitidos precozmente a unidades especializadas en el tratamiento. Seguro.

 

 



¿SABÍAS QUE…?

Protagonistas

Vídeos

Galería