J. Aguilar: “Una de mis prioridades es solucionar la dispensación de los medicamentos de diagnóstico hospitalario”

Redacción.-A la espera de reunirse este mes con la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, el presidente del Consejo General de COF, Jesús Aguilar, marca en una entrevista con Correo Farmacéutico sus prioridades para el nuevo curso, entre las que se encuentra pelear por la dispensación de los DH en las farmacias, pero también el problema creciente de los desabastecimientos y la materialización de la farmacia asistencial dentro del SNS.

A continuación recogemos parte de la entrevista.

Pregunta.- Aún no se ha visto con la ministra de Sanidad, pero confía en reunirse este mes. ¿Cuáles serán sus prioridades?
Respuesta.- Una de mis máximas prioridades es solucionar la dispensación de los medicamentos de diagnóstico hospitalario, algo para lo que ya habíamos avanzado en un acuerdo y que ahora hay que volver a retomar. Pero, fundamentalmente, con la ministra debemos marcar la línea clara de qué queremos de la farmacia comunitaria en este siglo. El Pacto por la Farmacia está a punto de caducar y era más una hoja de ruta; ahora es el tiempo de construir el camino en sí mismo, utilizando la legislación.

P.- ¿Y algo que le preocupe especialmente?
R.- Tenemos que abordar el problema creciente de los desabastecimientos. Estamos sufriendo muchísimas faltas y serios problemas para atender las necesidades de los ciudadanos y queremos hablar este trimestre con la Agencia Española de Medicamentos (Aemps). Tenemos esa gran herramienta que es el Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (Cismed) para controlarlos, y por eso hago un llamamiento a todos los farmacéuticos para que se sumen.

P.- ¿A qué cree que son debidos?
R.- Puede tener que ver con la concentración en la de fabricación de productos, materias primas, otros son problemas de precio… Necesitamos medidas para solucionarlo. El plan de médicos y farmacéuticos de Extremadura de usar Cismed para adaptar la dispensación a las faltas es una buenísima idea; ojalá haya más autonomías que la usen.

P.- Ha sido un verano movido, con una nueva alerta de retirada de valsartán y otra de preservativos, entre otras cuestiones. ¿Cómo se han solucionado?
R.- En el caso de estos últimos hubo que reconducir la situación porque se remitió a los usuarios a las farmacias, pero no son productos de venta exclusiva en botica. Sin embargo, con valsartán hemos tenido un papel importante. De hecho, se ha acordado con la Dirección General de Farmacia crear un protocolo marco para este tipo de situaciones.

P.- También en agosto la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) lanzó un estudio en cien farmacias de diez ciudades denunciando mala praxis en la dispensación de ibuprofeno. ¿Cuál es su posición al respecto?
R.- Es una práctica que hay que corregir si se ha dado, lo que pasa es que estamos hablando de algo que se ha impuesto en la sociedad española. Apenas hay prescripciones de ibuprofeno de 400 mg –sólo para adolescentes– y hemos convertido, por la vía del hecho, a la dosis de 600 mg como la prescripción más habitual, cuando es un error. Y el farmacéutico tiene esa presión asistencial, porque el usuario quiere esa presentación y no la menor, con el problema añadido de que la de 400 mg vale cinco veces más.

P.- Se acerca la puesta en marcha de la verificación. ¿Cómo va?
R.- Llegaremos a tiempo y se probará a finales de año. Pero quiero llamar la atención sobre un aspecto: el funcionamiento de Sevem tiene que ser a través de Nodofarma, para dar solución a todos los problemas que aparezcan en los mostradores de las farmacias. Me preocupa que no se entienda que cuando el proyecto es nacional no solamente tiene que existir el acuerdo entre las autonomías sino que tiene que haber un liderazgo de la autoridad sanitaria central, pero también de la organización colegial.



Que me pasa doctor

¿SABÍAS QUE…?

Protagonistas

En buenas manos

Vídeos

Galería